¿Qué quieren los profesores e investigadores? Entendiendo sus necesidades y valores

Una de las críticas que han recibido los repositorios es que ofrecen ventajas a las instituciones que los crean, pero que no se han preocupado lo suficiente en responder a las necesidades de los docentes, investigadores y estudiantes, un grave error si se tiene en cuenta que son ellos quienes pueden depositar los contenidos en los repositorios.

Pero, ¿cuáles son estas necesidades y valores?

En este sentido, el estudio realizado por Foster y Gibbons de la University of Rochester y publicado en D-Lib Magazine discrimina las siguientes necesidades y valores:

  • Trabajar con coautores
  • Mantener un registro de las deferentes versiones de un mismo documento
  • Trabajar desde diferentes lugares y computadoras, sean PC o Mac
  • Que sus trabajos estén disponibles a otros investigadores
  • Tener fácil acceso al trabajo de otros
  • Mantenerse actualizados en su área de estudio
  • Organizar sus materiales de acuerdo a sus propios esquemas
  • Controlar propiedad, seguridad y acceso
  • Asegurarse de que los documentos se puedan acceder y usar continuamente
  • Que otra persona tome la responsabilidad de los servidores y las herramientas digitales
  • Estar seguros de que no están infringiendo leyes de copyright
  • Mantener todo lo relacionado a computadoras sencillo y sin fallas
  • Reducir el caos o al menos no agregar a este
  • No estar más ocupados de lo que ya están

Otro estudio realizado en Cornell University para evaluar las razones del no uso de su repositorio pone de manifiesto las siguientes necesidades y valores:

  • Establecer que fueron los primeros en un descubrimiento, invento, idea (registro temporal)
  • Lograr actualidad y rapidez en la publicación
  • Publicar su trabajo en las revistas más respetadas en su disciplina
  • Depositar su trabajo en un archivo asociado a alta calidad
  • Publicar en medios confiables
  • Estar seguros del buen manejo del copyright para no tener problemas con las editoriales
  • No tener que aprender a utilizar una nueva tecnología si no les trae un gran valor agregado
  • Evitar el plagio
  • Evitar que “roben” sus descubrimientos
  • Flexibilidad para organizar el material
  • Estar y ser asociados con una comunidad de investigación
  • Obterner permanencia en el acceso online a los documentos que publican

El Cetro de Estudios en Educación Superior (CSHE) de la University of California, Berkeley en “Assessing the Future Landscape of Scholarly Communication: An In-depth Study of Faculty Needs and Ways of Meeting Them”, incluye entre sus objetivos dilucidar el criterio que siguen los profesores/investigadores para decidir dónde van a publicar sus trabajos:

  • Arbitraje de pares, selectividad y reputación
  • Rapidez en la publicación aparece como esencial en astrofísica, biología, economía y ciencia política, no es un valor fundamental para historiadores y arqueólogos
  • Autoridad del medio y adecuación a la audiencia a la que quieren llegar
  • Medio que les genere alta visibilidad e impacto en la audiencia a la que desean llegar

En relación al modo en que las tecnologías afectan las prácticas de comunicación académica, las formas más comunes incluyen:

  • El correo electrónico es usado para compartir trabajos con colegas de confianza
  • En el caso de astrofísicos, economistas y cientistas políticos el uso de servidores de prepublicación como arXiv y páginas web personales (sólo cuando un trabajo se considera de gran calidad y listo para ser publicado)
  • Comparten sets de datos siempre que hayan finalizado el análisis de los mismos y publicado al respecto y depende quién se los pide y para qué. Quieren asegurarse de que se les da crédito apropiadamente por su trabajo
  • Alto uso de sitios Web personales. Blogs, wikis y canales RSS son menos comunes para la difusión de trabajos. En muchos casos los blogs son considerados una pérdida de tiempo porque no tienen arbitraje de pares
  • Uso de listas de distribución electrónico es común para mantenerse actualizados en sus campos de estudio
  • No aparece una alta adopción de las tecnologías de la Web 2.0 debido a la alta competencia en instituciones de gran prestigio
  • El intercambio por correo electrónico es el medio más utilizado para trabajar con los pares, en algunos casos se utilizan wikis y FTP para acceder y editar trabajos conjuntamente.

Hasta acá un recorte parcial de los estudios que existen en esta área, lo importante es que nos demos cuenta de la importancia de conocer las necesidades de los protagonistas en los repositorios: quienes producen y comparten la producción científica y tenerlas en cuenta en la planificación de los servicios que ofrecen los repositorios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: